Educando a los nietos con U2 #LiveU2

Timmy BoyMíticos, RockLeave a Comment

Si algo me ha caracterizado como la abuela más brillante y enrollada del barrio en los últimos años, ha sido la precisión milimétrica con la que he puesto a mis nietos y a sus maleducados amiguitos videos de U2.

Oh sí, siempre sabía encontrar el momento preciso: Venían a casa a que les diese la paga, concierto de U2, venían a cenar con sus padres, concierto de U2, venían a que les diera el regalo de navidades, concierto de U2, venían a traerme la botella semanal de Jack Daniel’s, concierto de U2, pura magia…

Así que bueno, puesto que soy el alfa y el omega de esta residencia, es el momento que os cuente amigas mías, cuales son estos videos y en qué orden deben ser suministrados para aprovechar al máximo las posibilidades del condicionamiento juvenil.

1993 – ZOO TV Sydney

Hay que empezar sin vacilar, con fuerza y honor. Vuestros queridos nietos se quedarán completamente acojonados por las imágenes y mensajes que les dilapidarán sin piedad, todo bañado con la intimidante novena sinfonía.

Velocidad, modernidad y locura, lo sitúan como el mejor comienzo que conozco, solo apto para genios del pasado en tiempos a los que jugaban a ser dioses.

1997 – POPMART México

Con este concierto les animaréis a la vida sana, fomentando el deporte y la salud desde el comienzo.

No había demasiada gente para ver a estos desconocidos, pero eso sí, su clase para entrar al concierto era especial, espero que los jóvenes de ahora aprendan algo.

(Sí, escenario pequeño)

1987 – Where The Streets Have No Name, L.A.

Con este les enseñareis como respetar a la autoridad y lo que es juntar a los amigotes cerca de casa.

Me río de los que ahora nos venden sus performances modernas por la calle… principiantes.

1987 – Sunday Bloody Sunday, Denver

Clase de activismo y de retórica de primera, cuando estos chavalillos estaban muy involucrados por las tierras de Colorado.

Aprendemos que incluso las estrellas del Rock hacen gallos de vez en cuando.

2005 – Until the End Of The World, Cleveland

Ser un rockero implicado, malote y solidario te puede llevar muy lejos, tanto que hasta puedes llegar a tocar delante de gente muy elegante y refinada.

Que nunca decaiga la rebeldía Bono, esa botella tiene que abrirse.

Share this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.