Mierda, no tengo condones

Pelea de GallosPelea de Gallos1 Comment

Nueva pelea en el gallinero de Hitsville, el debate de hoy, “Mierda, no tengo condones”. Para afrontar esta cruel experiencia vital, tenemos dos nuevos invitados en el gallinero, a la izquierda, tenemos al indio de Big K y a la derecha, al vikingo Snipes, los cuales se enfrentarán a un viejo y decrépito conocido llamado Timmy Boy. Suerte a los contrincantes y que gane el mejor.

Mierda, no tengo condones

Big K


Lola
-Chojin-

Bueno, creo que estamos ante un tema bastante polémico y dudo mucho de que mis contrincantes puedan estar a la altura. Estoy seguro de que desde un primer momento entraran a la batalla con descalificaciones. Es más, voy a empezar halagándoles. Tras darse a conocer el tema a tratar yo esperaba de ellos que hubieran elegido “Tiene nombres mil” de Leonardo Dantes. Sin embargo han elegido Bicho malo pille (en un obvio blast from the past) y Mi Gran noche (Sí, Nochevieja del año 2002, donde a parte de ser tu gran noche fue la de todos gracias a lo suelta que estaba la ex de Sau, pero admitámoslo, ya hace mucho de eso como para que no pases página) me ha sorprendido gratamente. Os he infravalorado, error mío, y es por eso por lo que decido cambiar las reglas del juego.

Juegos. Parece mentira que con todo el porno que os habéis apretado tengáis la misma imaginación que el Robot que Don Pablo hizo en 2002, pero éste estaba hecho en QBasic. La verdad que lo lamento por vuestras respectivas, son buenas chicas pero merecen algo más que vosotros. Amigos, el sexo va más allá de vuestro quemado misionero. Estoy seguro de que pleno calentón cuando no tenéis condones os limitáis a percutir cual Black&Decker sin pensar en las consecuencias.

Hasta cierto punto os entiendo. Hace tanto que no tenéis un orgasmo que sois como jubilados del inserso en un buffet libre. Hacéis un “all you can eat” (antes de que se le baje el pedo claro). Incluso os la jugáis con las ostras del buffet, sí las que están detrás del sushi. Si os mola la ruleta rusa hay otras formas menos nocivas para la sociedad.

Por otra parte, los círculos bohemios en los que os habéis metido estos últimos años han hecho que alguno pierda el sentido de lo que es normal en nuestro cuerpo y lo que no.  No os preocupéis, os hago yo la pequeña aclaración. La orina no está hecha de lava volcánica ni está a 300K.  Los genitales no huelen a lonja. Algo ha ido mal.

A todas esas parejas sexuales tan bohemias (nótese que no hago distinción de genero porque alguno ha debido de estar tan desesperado que ha explorado nuevos horizontes), teníais que haberlas escalfado antes o, como intento defender, haberos puesto un condón y dado rienda suelta a vuestra extensísima imaginación. Al menos la especie humana no sufriría por vuestras acciones.

Truhanes y señores míos por eso deberíais hacer caso al Chojín por vuestra salud y porque así ejercitáis un poquito la imaginación. Vuestras parejas os lo agradecerán. Quién sabe, a lo mejor en la próxima comida que tengamos hasta puede que me lo agradezcan a mí.

Pero tranquilos, afortunadamente para la humanidad no sois el “mono de Estallido” y las probabilidades de que vosotros contagiéis a alguien que no sea vuestro urólogo son nulas. Sobre dejar descendencia con vuestra altura de miras (o de la de todo aquel o aquella que pase de los condones) mejor no hablamos. 

Timmy Boy


Bicho Malo Pillé
-La Banda Del Capitán Canalla-

Mierda, no tengo condones, podría ser un tema problemático para muchas parejas una noche de fiesta, pero para estos dos personajes no es el caso. Cuando has convivido con ellos en campamentos Scouts ya has visto de lo que son capaces cuando el deseo aprieta. Desde fundas de saco de dormir, hasta la lata del chóped marca Makro, no hay duda ni piedad, solo un objetivo claro, que se la metieran rápido.

Presentados mis compañeros, comienzo por mi elección. Sobresaliente en todos los aspectos y diamante de la música levantina, aúna la trinidad musical con la transmisión de un mensaje internacional y trascendente como es el de aprender de los aborígenes africanos que para disfrutar de la vida en plenitud y con alegría, a pelo siempre es mejor.

Primero, con su profunda y concisa letra, capaz de conectar en verso palabras tan complejas y llenas de mensaje como: ladilla, bolinga, mangui, ungüento, manguito. no sé, podría ser de Dylan.

Segundo, con su una música capaz de transmitir la unión de las civilizaciones en sus acordes, aunando a los pueblos africanos con el pueblo de occidente. Cánticos tribales para introducir la canción del verano con un ritmo bailongo innato (Snipes no te calientes), solo un genio podría realizar esta unión de una manera tan sutil.

Tercero, con un videoclip a la altura del mismísimo Stanley Kubrick. Un teléfono móvil que llega a Africa cual piedra divina, para dar voz al pueblo africano y que estos transmitan a un occidente puritano y seminarista el amor, la alegría, un baile pegadizo diseñado para procrear y los trapos ultra minis para cubrir las nalgas. ¿puede existir una canción más completa?

Bajando al mundo de los pollos sexados, empezaré por Big K y su sutil elección de charla con ritmo sistemático no musical. Hoy no tengo tiempo y no creo que lo entiendas, pero a lo largo de la historia, han existido grandes mentes que han intentado aportar luz en el tema de las sucesiones de sonidos y armonías, dejarse influenciar por ellos promete grandes aventuras a lo largo de la vida y en lo que nos atañe, la capacidad de discernir entre canción y esto. Afrontar el debate con secundario de “The Wire”, acompañado de un coro de eunucos empapados en acido, no es bien Big K, no es lo que se espera de un debate musical. En cuanto a la temática no sé, madres, consolas, flores… mejor sigue en Tinder chaval, que a lo mejor aprendes algo.

El otro personaje, Snipes, reincidente en su afán de demostrar que le va mucho la noche y la fiesta, parece no saber orientarse en el debate sin un estímulo alcohólico. Soltarnos a la posible canción más repetida en el último decalustro en las discotecas españolas para afrontar el tema, es no sé, o de sinvergüenza perezoso o de deficiente imaginación. A ver, a mí me gusta, me anima claro, creo que me lie con mi primera novia mientras la escuchaba, pero en lo que al tema se refiere, no sé, sexo puritano puede que hubiera, pero yo no veo al romántico locuelo de la canción meterla sin el libro de familia, como para meterla en modo disfrutón sin condón.

En cualquier caso pequeños bobbies, me alegra que hayáis aceptado mostrar vuestra ignorancia en público, siempre es ameno no tener que esforzarse en este debate.

Os quiere, vuestra abuela.

 

Snipes galllo


Mi gran noche
-Raphael-

Partiendo de la base de que mis contrincantes debieron dejar de mantener relaciones sexuales hace 5 años cuando metieron en chirona a su proveedor de Viagra falsa, (la cual lo único que hizo fue acelerar su proceso de calvicie) intentaremos ganar mi primera pelea de gallos.

“Mi gran noche” es una oda a la fiesta, al pedo fácil y a la juerga tonta.  Un himno de los que se tienen que respetar, y como tal, deberíais echar mano al corazón y mirar al cielo mientras entonáis sus pegadizos versos.

No sé si es que en vuestro colegio no dieron clases de educación sexual suficientes como para saber que en caso de ausencia de preservativos, el coito no es la única solución, igual vuestra suscripción a Pornhub no es el mejor elemento educativo y vuestra imaginación no da para más, que viendo las canciones que habéis escogido, parece que van por ahí los tiros…

Salir sin precauciones en el bolsillo o en la cartera, aumenta las posibilidades de pillar en un 400%, pero te tenías que dar cuenta cuando ya estabas intimando en un bar de mala muerte, o en la barra más oscura de la discoteca.

Eso sí que son matemáticas , las matemáticas callejeras queridos, las de la noche, las de verdad y no las que os enseñaban en vuestras ingenierías.

 Y si eso te ocurre, si te das cuenta en pleno acto de cortejo  que no tienes chubasquero, solo tararea…

Qué pasará, que misterio habrá 
puede ser mi gran noche 
y al despertar ya mi vida sabrá 
algo que no conoce…

Ya habrá tiempo de pedirle Globos a Glovo.

Pequeño Timmy boy… ¿en serio? ¿A pelo piqué? Esperaba algo más sutil por tu parte, y en tiempos de la revolución sexual (tema de La casa azul que sé que te encanta por cierto) no sé si es que quieres organizarnos un free tour por los centros de planificación familiar de la Comunidad de Madrid, o que en vez de desayunar en el Iberia un bocadillo de lomo  con queso o que digamos la famosa contraseña “he venido a comer” a las seis de la mañana en Lady Pepa, nos dejemos los 20 pavos en la píldora del día después.

Sé que nuestros niveles de calentura, solamente comparables con el cenicero de colombo, los empastes de un dragón y los barrotes del infierno algunas noches de fiesta, nos hayan hecho pensar:

Minga chunga, ladilla pillé,
Chichi chungo trinqué.

Verso y letra profunda donde las haya, rima asonante. No es verano. No tengo 15 años. Borracho te la bailo.

Por otro lado está “Lola” del Chojin. ¿Perdona Big K? No conocía la canción pero sí te conozco a ti, y con tus gustos musicales esperaba que fuese algo más parecido al Chivi, que por lo menos sus letras eran poesía al lado de este tío, debe ser que desde que eres negro te mola más el rap.

 ¿Esto es música? No sé ni cómo calificar esta canción, la base parece hecha con un teclado Casio, el video merece mención aparte, ha juntado a cuatro colegas del parque y les ha puesto a hacer el gilipollas, por lo menos les ha debido pagar en lo que se fuman.

Como parte positiva, su mensaje “educativo”, NO, NO, SIN CONDON, ¿hacía falta tachar a Lola de sidosa para reafirmar su mensaje?

¿Sabes que ha sido lo mejor de la canción? Los comentarios en Youtube de los eruditos que la escuchan.

Un saludo a todas las Gallinas del corral. Que pase el siguiente.

 

Share this Post

One Comment on “Mierda, no tengo condones”

  1. ¡Qué literatura tan refinada! Vuestros textos, poblados de complejas estructuras y referencias de alto calado resultan enigmáticos y punzantes al mismo tiempo, una obra universal más nacida directamente en una pelea de gallos de Hitsville ES.
    En cuanto a lo musical los tres habéis ido bastante al grano; casi a saco diría. Me quedo con “Mi gran noche”, una elección algo más arriesgada y sutil por parte de Snipes, llena de dobles sentidos y soluciones inesperadas: “… y sin hablar nuestros pasos irán a buscar otra puerta…” así como profundas y muy realistas reflexiones sobre las posibles consecuencias de actuar sin precaución a altas horas: “…ai ai ai ai lalalaralalaai la lalallarlaraaaaa…

    ¡Buena pelea pollos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *