Pelea de pollos: No debí mirarle los mensajes del móvil

Pelea de GallosPelea de Gallos1 Comment

Volvemos a descender a los infiernos del KFC para ver como los menores se tiran barro a la cara. Esta vez con un tema más adulto, sobre información que nunca debiste conocer y que cambió tu opinión para siempre. 

Espero que en esta pelea la pollería se comporte y sea un poco más educada, que estamos hartitos de tanto colegio de pago. Let’s go motherfuckers!

No debí leerle los mensajes del móvil

Leonardo da Buten

Move on up
-Curtis Mayfield

Caballeros, bienvenidos al segundo asalto. La contienda continua. Os oigo afilar vuestros puñales en la sombra soñando con arrebatarme el oro, pero no os guardo rencor. Siento mi comportamiento pasado, pero esta vez, no nublará la violencia mi juicio, aunque entiendo que vosotros no hayáis pasado página pues cada uno tiene su momento, espero el día en que entendáis que la sangre no es la solución.

Y eso mismo os propongo, el camino de la aceptación, no dejéis que el pasado os ancle, no escuchéis a la frustración señores, no luchéis contra el destino… move on up. Rush now children, tenéis la vida por delante, pero aprender a tomaros vuestro tiempo en las cosas importantes, os regalo aquí casi 9 minutos para  que recapacitéis, esa no era vuestra media naranja, ¡sois una naranja entera! Dont you cry…

WC, que bonita canción has elegido. Lo estas haciendo muy bien, enhorabuena… Pero no caigas en la espiral de la auto-compasión por favor.  Sube los bpms, ¡No eres un weirdo! tu vales mucho más que esa mujer gitana que te dejo por un caballo. Tienes un montón de cosas positivas, ¿recuerdas el día que hiciste un sudoku difícil en menos de media hora? ¡Eres el chico más listo del parque de caravanas! No dejes que nadie, nunca, te pisotee y recuerda a tu primera ex…. siempre tuya… aunque se prostituya.

Hola Yei, ¿Qué tal?, toma asiento, ¿Quieres algo de beber?. Te hablo desde el futuro, verás, las personas a medida que pasa el tiempo maduramos ¿Sabes?, se dejan atrás los bailes de instituto, las canciones pegadizas y los amores platónicos; con los años verás como la que creías Afrodita reencarnada en el cuerpo de una adolescente, envejece, y se echa a perder… y algún día tendrás la certeza de que el amor nunca cupo en la habitación de un Motel repleta de comebolsas y cajas vacías del Mc Donald. ¿Te acuerdas de Trevor? ¿Ese apuesto gorila que se la reventaba? Bien, después de que se hiciera cargo de la empresa familiar, tras nueve generaciones tuvo que cerrar. Los putos chinos… ¿sabes?, ahora trabaja de montacargas en la lonja de la nostalgia. Parece mentira que envidiarás su vida. Acepta tu situación Yei, amigo, abre bien los ojos, ¡cuanto más sepas mejor!, el árbol ha caído en mitad del bosque lo escuches o no, a la chica que amas se la folla un mono. Pero piensa la parte positiva, algún día tu tendrás una tele más grande… algo es algo ¿no?

Lost Kid, niño perdido y solitario, siempre supiste mantener tu rumbo ante los inciertos vientos del destino. Tu naturaleza nocturna te ha empujado a desarrollar la habilidad para ver el color en la oscuridad de la noche, respeto tu criterio musical, reconozco tu valía. Sin embargo encuentro contradicciones en tu proposición.  No te imagino reventando un after a las 8 de la mañana escuchando a Richard y olvidándola a ella, que es justamente lo que pareces querer decir. En fin, podrías haber dejado las sutilezas retoricas para otra liga y habernos ofrecido alguna sesión de Paul Kalkbrenner.  

Sinceramente, siento que os hayáis enterado de lo mio con vuestras chicas por el móvil… de esta semana no iba a dejarlo pasar… juro que os lo pensaba contar. ¡Ey! pero el amor es libre … ¿no? Besitos…

WC

Creep
-Radiohead-

Da igual lo que hubieras encontrado en su móvil. Estabas condenado semanas, meses antes de hacerlo. Como el maletín de Pulp Fiction, dan igual las palabras, los mensajes y las fotos que pudieras haber descubierto dentro. Tu cara se hubiera iluminado igual, y te hubieras dado por satisfecho con cualquier miseria con que hubieras topado.

Ella es inocente. Tú eres un creep. No eres capaz de tener nada bueno, y cuando consigues algo bueno luchas enconadamente en destruirlo. Pudres todo lo que tocas, y todo lo que te toca se pudre.

Creep es la canción que mereces. Te pegaron de pequeño, tus padres no te quisieron o te tocó el hombre de los helados. Estás condenado desde hace años, y así seguirás lo que te quede de vida. Tu desconfianza es tu caldo de cultivo, y la soledad te persigue. Siempre estarás solo. Y solo morirás.

Creep habla de tu trastorno. De la serie de cristales rotos en tu interior, que te llevó a desconfiar del ángel que te bendijo con su compañía, y que hizo que hurgaras en su intimidad. Y si el mundo es justo, en ese móvil no encontraste más que amor y fidelidad hacia ti. Un amor que irremediablemente has infectado con tus ardides y tus gestos.

No tienes nada, y nunca lo tendrás. Y ejemplo de ello son mis tres rivales de esta broma pesada llamada pelea de gallos. Los tres son carne de psiquiatra, cada uno de ellos encarnando un pecado capital. Porque ellos son creeps.

El bueno de Yei representa la pereza en “The less I know the better”. Pereza de ese porcentaje de hombres de la sociedad que prefiere vivir en la ignorancia. Apartando la mirada y continuando con sus insípidas vidas, aferrándose a un amor muerto, prefiriendo vivir engañados a enfrentarse a la realidad, meciéndose en un columpio entretejido entre sus cuernos. Pereza de canción.

Lost Kid está perdido. Está tan despistado que oculta su ira, el pecado que representa, disfrazándola de indiferencia y de saber estar. Pero está roto por dentro, tal y como refleja su canción elegida, en la que niega sus sentimientos, e invita a continuar, sin analizar cómos ni porqués. Trata de hacernos pensar que lo que descubrió en el móvil no le impactó, que puede seguir adelante. Pero todos sabemos que es carne de orden de alejamiento. Triste canción, triste Lost Kid.

Y por último, tenemos la soberbia de Leonardo. Tanta soberbia, que le ha sudado la polla el tema de esta pelea de gallos, y ha decidido elegir la canción que le ha salido de los cojones. Respeto. Es cierto que la canción me ha gustado, y pasa a ser parte de mi Spotify, pero la puta, cuán alejado de la diana se puede disparar. Leo ha cogido su corona, le ha prendido fuego y se ha despedido del trono. Triste.

A ti lector, que cogiste su móvil. Te equivocaste, pero no podías hacer nada por evitarlo. Porque eres un creep, y tu corazón está maldito. Es hora de asumirlo.

What the hell are u doin’ here?

Lost Kid

Break the night with colours
-Richard Ashcroft-

En una situación tan penosa y cruda como la propuesta, qué mejor que uno de los mayoresexpertos en relaciones tortuosas, drogas, engaños, separaciones y reconciliaciones. “Captain Rock” apodado por los hermanos Gallagher, ha colaborado e inspirado a muchos de losgrandes grupos de Rock de la historia tales como Coldplay, Oasis, The Smashing Pumpkins o Massive Attack. Con una letra qué marida la situación al dedillo, el psicodélico vocalista de “The Verve” creó esta pieza en 2006 ya como solista en su álbum “Keys to the World” tras separarse de “The Verve” por segunda vez en el 99. Éste melancólico single alcanzó el número 3 en UK y relanzó su trayectoria como artista en solitario.

Ahora, al barro.

Yei, tu elección ha pasado rápidamente de interesarme a ponerme una mueca arrugada y llena de preocupación. Que tu novi@ Ranjal se haya metido por ahí un gordito boniato en el ano y te hayas enterado así es muy chungo, lo pillo, pero no caigas en la desesperación mi raro amigo, ponte ese tutú rosa tan tuyo y ponte trotona por la calle con tu canción en busca de parejas más leales.

Mi querido Leonardo da Buten, me da a mí que no has entendido bien esos SMS del móvil de tu novia. No eran para ti, ni las fotos cochinas tampoco. Vaya cagada. La vergüenza doble de creerte que eran para ti, ponerte una cancioncilla así de subidón pensando que hoy la metes y descubrirte yo que la llevan empotrando meses y que se va a hacer viral, miel y hojuelas.

Por último y no por ello mejor que los anteriores, nuestro incomprendido e insalvable WC a.k.a “Ranjal”. Lo siento, y de verdad, pero cada vez que escucho tu canción y su letra (que claramente no has entendido, que eras un creep y un weirdo ya se sabía) no puedo evitar imaginarme el espectáculo tormentoso de ver cómo te metían el susodicho boniato por esa tuya oscura nalga desgastada. Otra vez que es imposible que ganes…

Yei galllo

The less I know the better
-Tame Impala-

¿Qué te hemos dicho de pensar, muchach@?

Porque hay veces que es mejor no saberlo todo, el bueno de Kevin Parker nos deja esta pegadiza canción donde nos sintetiza la valiosa lección sobre el saber gestionar el precio que hay que pagar por aplacar las ansias de conocimiento. Porque no necesitas saber nada de la orgía furry que tu padre tiene agendada el primer viernes de cada mes, el reportaje gráfico de aquella vez que tu amigo le dejó la cara a tu hermana como la radio de un pintor o descubrir que Samuelín, el monger del pueblo, le peleó una paja a tu ex en las casetas de feria de las fiestas de Villanueva del Pardillo. Quieres saciar tu curiosidad morbosa, ¿verdad? Pues ponle precio a las consecuencias y recuerda que, de tanto en cuanto, tu cerebro firma cheques que tu estómago no puede pagar. Porque quieres que las cenas de familia sigan siendo agradables. Porque quieres seguir yendo a las cañas con Samuelín. Porque es mejor vivir cómodamente en una anestesiada y estéril realidad que solo el desconocimiento ofrece.

La salida que nos propone LostKid es hacer oídos sordos al conocimiento adquirido de forma indeseada, asumiendo que no se puede procesar la información, bien por capacidad bien por náusea, juzgue usted señor lector. Como ese niño gordito de 8 a 11 años que berrea en la cola del súper porque no le compran más Doritos, no asume con madurez los límites de su inteligencia. Al menos Richard Ashcroft, dentro del quiero y no puedo del Britpop de mediados de los 2000, plasma una verdad en esta canción: la mamá de LostKid sabe que es un payaso y ahora, y gracias a su (bendita) ignorancia, ya lo sabemos todos.

Lo de Leonardo me da miedo. Celebrando el orgullo stalker con funky bailongo… qué será lo siguiente, ¿los Payasos de la Tele para hablar de Kevin Spacey? Tu falta de criterio musical es excusa, pero joder, esto es casi tan flagrante como hacerle una paja al monger del pueblo. ¿En qué estabas pensando, en que me ibas a dar envidia, maldita perra de mierda? Mira, casi prefiero ignorarlo. Y a ti también, Leonardo.

WC nos dice mucho con Creep, su insano recelo por las costumbres de los demás le convierten en un weirdo. Probablemente escuchará esta canción cada vez que le huela las bragas sucias a las ancianas esas mañanas donde Proyecto Hombre le obliga a hacer servicio en las residencias, cada vez que recuerde que sus padres no le enseñaron la diferencia entre váter y pantalones (ahora entendemos lo de WC) o mientras un asistente social anota muy juntas las palabras “personalidad” y “límite” durante el seguimiento semanal. Amigo, tengo dos noticias para ti: la buena, sí, eres especial y mucho; la mala, Thom tiene razón, no perteneces aquí.

Como veis, saber ignorar es un tesoro. Podéis empezar con todo este post. Ser ignorante es ser feliz. Como Samuelín aquella noche tórrida del 96. Sé como Samuelín. Sé feliz.

Tú no, Paquita. Zorra.

Share this Post

One Comment on “Pelea de pollos: No debí mirarle los mensajes del móvil”

  1. Queridos polluelos, estoy muy orgulloso de vosotros. Poco a poco vais conjugando distintos verbos adecuadamente y uniendo conceptos abstractos, que maravilla.
    WC acaba de descubrir que su nombre tiene un significado más haya de la aleatoriedad de las letras y eso, se lo debemos a Yei, el más avanzado de hoy. Su colita amarilla ha sobresalido con una menos dolorosa elección musical y una emotiva defensa, por lo que hoy comerá el gusano mas grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *