Recuerdos del Sonido Elite

Timmy BoyDancer, Electrónica, MíticosLeave a Comment

Hoy os animamos a recordar tiempos mejores, tiempos de alegría y de excitación donde hacer una cola era un evento. Hablamos del mundo de las discotecas light, donde el buen filete estaba presente y del que eventos festivos actuales beben con morriña. Para imbuirse al completo en el recuerdo, intentamos situarnos en el marco espacio temporal correcto, hacemos memoria.

Tienes 13 años, casi para catorce, va a ser la primera vez que vayas a una discoteca y tus amigos están igual de acojonados que tú. Te vistes tu mejor polo de manga larga: Ralph Lauren, Tommy Hilfiger o Fumarel, pantalones vaqueros claros no pitillos y unas Reebok classic o Nike blancas con un gran logo en azul clarito en su defecto. Sales de casa comentando a tus padres que a las 22:30 estarás de vuelta y te diriges al metro más cercano.

Llegas a Chamartín, subes las escaleras y te plantas frente a la puerta de la sala Macumba (Elite). Allí puedes ver a un buen pijuelas con unas Arnette nuevas manejando el cotarro, saludando a todo el que pasa mientras infla su pecho cual palomo. Tú le rindes igual pleitesía, y él, a cambio, te da un flyer con un Bulldog de gran papada.

Te pones en la vallada cola con tus amigos y esperas el momento en el que el académico puerta se dirija a tí (climax absoluto del que emanan grandes recuerdos). El puerta hace la vista gorda, le has caído en gracia y pasas dentro.

Ropero y baños a la izquierda, sala a la derecha, Después de los primeros minutos de emoción, te llevas a un amigo y os acercáis a la barra donde pides: San Francisco, Granadina con vainilla o Coca Cola con Lima.

El tiempo dentro de la discoteca es errático y difuso, pero recuerdas grandes bailes con: Castles in the Sky, L’Amour Toujours, On The Move, Fly On the Wings of Love y demás temazos. Confusión política con El Imperio Contraataca de Los Niquis y grandes abrazos con I will Survive de Gloria Gaynor. Llega el apogeo de la noche, el Flying Free asoma, tu felicidad es proporcional al nivel de azúcar en sangre, ya eres uno de ellos.

El resto de la noche queda a vuestra imaginación. Como posibles recuerdos, tenéis desde beso con lengua hasta atraco en el metro, a vuestra elección.

Espero que os haya desempolvado buenos recuerdos en vuestro oxidado cerebro, ya estáis preparados para enfrentaros a cualquier mesa de boda pereza o evento cuñadil.

Notas extra: Tus Djs favoritos son: Dj Nano, Dj Marta, Tiesto, Mauro Picotto… y la discoteca a la que vas a ir cuando tengas 18 años es Pont Aeri.

Share this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.